camino de santiago mochila

La mochila del peregrino y el equipamiento que lleve serán la clave para poder realizar todo el recorrido por el Camino Francés o alguna ruta jacobea en buena forma. Pero claro que la temporada que decidas empezar esta aventura marcará la pauta de lo que debes llevar.

En invierno, el clima suma una nueva dificultad y con él algunos elementos necesarios que debes adicionar a tu mochila.

Los imprescindibles de la mochila de un peregrino en invierno

Antes de comenzar a preparar la mochila ten presente esto, pensar en llevar cosas por si hacen faltan sumarán peso y el exceso de éste en tu mochila será un problema a medida que el recorrido avance. Cíñete a lo que realmente necesitarás.

La Mochila

Lo primero será escoger la mochila, debe ser una que se ajuste bien a tu cuerpo, ergonómica, de materiales ligeros pero resistentes, recuerda que este será el primer elemento que sumará peso a tu equipaje.

Hay una forma de saber cuánto peso es el ideal llevar para cada peregrino en su mochila y corresponde a su mismo peso. Si pesas 80 kg, podrías cargar 8 kg y sumar un máximo de 2 adicionales.

La ropa

Necesitarás llevar dos o tres camisetas de interior, preferiblemente de algodón o térmicas. Dos camisas gruesas de franela, un jersey grueso que podrás llevar puesto desde el principio, al igual que una chaqueta de montaña, que te abrigue y te proteja tanto de frío, viento como de la lluvia.

Deberás incluir además, un forro polar, guantes y gorro de lana, una capa grande para protegerte de la lluvia, tres pares de calcetines de lana y los ideales serían sin costura para más comodidad. No olvides llevar tu toalla, que sea de tamaño mediano y ligera.

El calzado

Lo primero que debes pensar es mantener tus pies en perfecto estado, libres de ampollas que te compliquen el camino. Para ello opta por unas botas trekking o de montaña de caña alta e impermeables, especiales para el invierno. Además no olvides una opción cómoda para descansar los pies luego de cada camina.

El saco para dormir

Durante el invierno hay muchos albergues cerrados, deberás planificar muy bien tu camino y por ello, debes llevar contigo una bolsa para dormir que sea especial para permitirte invierno.

Productos de aseo

Jabón liquido tamaño viajero, este tendrá doble función cuerpo y cabello. Además pasta dental y cepillo, desodorante, filtro solar de más de 50 y papel higiénico.

Botiquín de emergencia

Si tomas algún medicamento no olvides llevar la cantidad justa para el recorrido, además incluye para malestares habituales del estómago, cabeza y alguna crema para dolor muscular. Adiciona también tijera, tiritas, aguja e hilo.

Documentación

No olvides llevar y tener a mano tu credencial de peregrino, tu identificación (D.N.I o pasaporte) y dinero en efectivo, solo lo necesario, en el camino podrás sacar más si lo requieres.

Adicionales necesarios

Una navaja multiusos podría ser tu aliado en diferentes tareas, una cantimplora o botella para llevar agua, linterna pequeña, encendedor, pañuelos. Por último, tú móvil y cargador (si quieres seguir conectado en el camino). Si te gusta sacar fotografías no olvides tu cámara y si te gusta escribir, una bitácora de viaje.

Este sería el equipamiento imprescindible qué deberás llevar en la mochila para tu recorrido hasta Santiago de Compostela durante el invierno. ¿Preparado para empezar?

Llega el invierno y con él, los imprescindibles de la mochila cambian
Por favor, ¿Puedes valorar nuestro artículo? Tú opinión nos importa 😉
¡Creemos que estos artículos también te pueden interesar!