Ha sido aprobada la moratoria de cuatro años por la que será obligatoria la adaptación de todas las señales del Camino de Santiago.

La normativa de la Xunta establecerá distinciones entre los caminos declarados Patrimonio de la Humanidad y al resto.

En la actualidad hay dos elementos claros y mundialmente conocidos asociados al Camino: la vieira amarilla y la fecha.

La Xunta ha establecido un periodo de cuatro años para llevar a cabo la homogeneización de las señalizaciones del Camino en más de 100 términos municipales, que serán sometidos a una exhaustiva revisión.
El cumplimiento de la normativa será lento y requerirá arduos esfuerzos para llevar a cabo una reforma homogénea a lo largo de los más de 1300 kilómetros de la Ruta Jacobea.

 

señalización-camino-de-santiago

Fuente de la imagen: En bici por Madrid

¿Cuáles son las normativas que deberán cumplirse?
Mostramos a continuación algunas de ellas:

La vieira amarilla deberá estar dispuesta sobre fondo azul (por ser este el color de Europa). Será la referencia y su orientación no se podrá modificar de ninguna manera.
A las flechas del Camino le acompañará la flecha amarilla, diseñada hace décadas por el hombre que comenzó a señalizar la ruta, Elías Valiña.
Habrá directrices diferentes para las rutas que hayan sido declaradas Patrimonio de la Humanidad: para el Camino Primitivo, el Camino Francés y el Camino del Norte serán diferentes a las estipuladas para Camino Portugués, la Vía de la Plata o el Camino Inglés.

Los lugares declarados Bien de Interés Cultural también tendrán una identificación especial.

La existencia de marcas que no cumplan la normativa serán motivo de sanción.

La modificación será estipulada en el Manual de Señalización Turística, donde se incluirá la definición y delimitación de los elementos gráficos y diferentes aplicaciones relacionadas con el Camino de Santiago.