Puede que hoy descubras que el juego de la Oca no solo es un juego…

 

juego-de-la-oca

fuente: Juego de la Oca

 

¿Cuántas veces has ido a comer a casa de tu abuela y has acabado jugando al juego de la Oca? ¿Quién no conoce la típica frase “De puente a puente y tiro porque me lleva la corriente”? Cualquiera que haya jugado alguna vez al juego de la Oca o incluso quien no haya jugado conoce esta frase.

¿Pero realmente conoces cual es el origen del juego de la Oca? ¿Los misterios que oculta? ¿Por qué un posada? ¿Tenías alguna idea de que este juego tiene un curioso vinculo con el Camino de Santiago?

El antecedente de este popular juego de la Oca se encuentra en el Disco de Phaistos, una pieza que nos remonta a los años entre 1600 – 1700 a.C. Este misterioso disco de un diámetro de 16 cm en ambas caras envuelve una espiral dividida en 31 casillas. En 8 de las casillas se pueden apreciar una especie pájaros que fácilmente podrían ser ocas.

Algunas fuentes de investigación atribuyen el origen del disco de Phaistos a los templarios. Se cuenta que los templarios tenían como misión proteger y salvaguardar los lugares santos de Jerusalén y todos los caminos que llevaban hacia los mismos, aparte tenían la costumbre de grabar en estas tablas mensajes criptográficos que solo eran capaz de descifrar aquellos que pertenecían a la orden.

Se dice que el juego de la Oca representa un mapa simbólico y encriptado del Camino de Santiago donde se marcan aquellos lugares que tenían un determinado significado. El tablero de la Oca se compone por 63 casillas, las casillas iniciales hasta la 32 representan las 32 etapas del camino desde St.Jean de Pied de Port hasta Santiago de Compostela, es decir, la Ida y las 33 siguiente casillas representan la vuelta.

La coincidencia no se queda ahí, algunas casillas representan lugares característicos de alguna etapa del camino: El puente de la Reina, el pozo de Arza, el peligro en el ascenso al Cebreiro. Y es curioso que en el tablero podamos ver a 6 ocas giradas hacia el inicio representando el camino de vuelta.

¿Dicen que las coincidencias no existen no?

El juego de la Oca y las similitudes con el Camino
Por favor, ¿Puedes valorar nuestro artículo? Tú opinión nos importa 😉
¡Creemos que estos artículos también te pueden interesar!